viernes, 27 de noviembre de 2015

No sé que sucede.

Sé que ha pasado un buen tiempo que no he estado por estos lados... y no lo estaré por otro tiempo más.


Estoy en tratamiento nuevamente. 

Y me di cuenta de algo.

Todo en mi cambia. Está bien, debería ser así; mi estado de animo, mis ansiedades etc.

¿Pero también lo es mis gustos?

Es raro

Ya no soy yo


Y tengo miedo


Mucho miedo

martes, 23 de junio de 2015

Lo extraño

Extraño ser delgada. 

¿Te ha pasado alguna vez? Cuando estás viéndote, no en el espejo porque ya dejaste de hacerlo hace tiempo, si no cuando bajas la vista, cuando te acomodas, cuando te pones ropa. Va más allá de sentirse mal, sentirse vacía y sucia. Si no que te sientes triste,triste, y piensas que todo era mejor cuando eras más delgada. Todo fluía más libremente. No sé. Así me siento ahora

jueves, 18 de junio de 2015

¡Ugh!

Estoy cerca del fondo del barril. Sé que tengo que alejarme de todo esto pero me es imposible hacerlo, más aun cuando cada vez que paso por un espejo siento ganas de acurrucarme en posición fetal y llorar, aunque sé que la única culpable soy yo.
Yo fui la que no cerró la boca.
Yo fui la que no siguió el tratamiento.
Yo fui la que no hizo ninguna actividad física.
Yo fui la que bebió alcohol hasta que se cansó. 

Yo soy la culpable y ahora tengo que pagar por mis consecuencias.

Es la primera vez que he estado tanto tiempo atascada en un peso. ¡NO PUEDO BAJAR! Y me está volviendo loca. Mi novio está cada vez más atento a lo que hago, al lado del baño en cada comida, vigilándome y retándome si se ha enterado que no comí como se debe en el día.

Y volvemos al lado irrisorio de todo esta puta mierda de enfermedad; Una parte de mi se quiere curar y dejar de pensar tonteras, vivir tranquila, en paz conmigo mismo. Pero hay otra parte, que más que una parte, es un voz por detrás de mis oídos, que me molesta, que me empuja, que me controla.


Una maldita nube negra está sobre mi cabeza y no tiene intención de dejarme en paz. 

Tengo que buscar una salida. 

viernes, 27 de marzo de 2015

No sé que viene después

Pues bien, he dejado esto botado en un rincón oscuro de mi computador.

Para mis amigas que tengo en facebook sabrán que tuve que cerrarlo, y alejarme del blog, y obviamente del Chat, ya que comencé el año pasado un tratamiento para la depresión y mi trastorno alimenticio. Pero claro está, no duró mucho, y a decir verdad, no me ayudó mucho.

Me fui de vacaciones con mi familia y pues me desbordé. Subí un montón de kilos y ya no me tomaba las pastillas, ya que tomar 8 pastillas diarias delante de todos no era una opción si quería seguir con esto a escondidas. (Nadie sabe lo que tengo, ni que estaba en tratamiento, solo mi novio)

Ahora volví a la ciudad, tengo que buscar empleo y no me siento capaz, no se que hacer con mi vida. Saqué mi titulo, soy una profesional, pero realmente no me siento una.
Quiero seguir estudiando, en el extranjero, pero el dinero quien me lo da?

Todo se está cayendo a pedazos y sigo pateando todo. No lo sé.

Ahora qué?

Que sigue?

martes, 29 de julio de 2014

No el mejor momento

Una lista pequeña de lo que ha pasado en las últimas semanas:





  • Mi novio se puse violento al estar ebrio.
  • Me atropellaron.
  • Mi abuelita está en el hospital, grave.
  • Necesitan donantes de sangre y me rechazaron por estar muy baja de peso.
  • Mi familia está discutiendo más que nunca.
  • Terminé con mi novio. 


Como dije, no es uno de los mejores momentos que estoy pasando. Obviamente, no me queda más que refugiarme en lo que llamo mi HUEVO ZEN.

Intento actuar. 
Nadie sabe que estoy mal, y nadie tiene porque saberlo. Me desquito en el baño. Me desquito con la comida. Y vuelvo a mi lado ZEN. 



martes, 15 de julio de 2014

¿Cuando es suficiente?

Amo a mi novio, con todas las fibras de mi ser.
Pero ¿cuando es suficiente?

Hay veces que por más que te diga que te ama, que te va a tratar bien, que te cuidará por el resto de su vida, sus acciones no muestras ni reflejas sus palabras.

Acciones como cuando está ebrio, y se pone agresivo a la altura de gritarme nombres hirientes, nombres y adjetivos que ninguna mujer debería oír independiente que se los merezca.
Al ver sus ojos llenos de un tipo de odio ahogados por el alcohol que no se si fueron cubiertos por mi culpa, si fueron provocados por algo que hice yo. Que fallé quizás yo como novia. Pero nada calza.

Él está enojado, y se desquita conmigo, diciendo cosas, tratandome como a una cualquiera en la calle.


¿Eso es amor?

¿Qué pasa con todos los momentos lindos que tenemos? Donde en realidad me cuida, en realidad se preocupa por mi.

¿Cuando puedo decir que lo hace ebrio, puede opacar lo que hace sobrio?


¿Cuando es suficiente?


sábado, 31 de mayo de 2014

El lado feo del TCA

Clara e incuestionablemente no hay "un lado bonito" de tener esta enfermedad. Es algo que te come, te pica y te patea cada día y luchas por mantenerte a flote.

Pues es un gran y gordo lado FEO.
Pero hay muchas (muchísimas) otras cosas feas en esto. No solo psicológicamente, claro.
Si no que fisicamente. Y aunque he tenido varios "síntomas" he notado que una se está volviendo más común de lo normal.

Mis problemas con los dientes. 
Todas sabemos que la anorexia y la bulimia se asocia con el problemas con los dientes. Y más aún si se lleva tanto tiempo con esto, como lo he estado yo.

La anorexia se asocia con el desarrollo de osteoporosis, y esto debilita la estructura del diente provocando fracturas o incluso la pérdida de este. Y al tener bulimia los vómitos hacen que el jugo gastrointestinal esté en constante contacto con los dientes, teniendo la misma consecuencia, ya que ambos trastornos se ven reducidas las defensas del sistema inmunológico. 

Haciendo todo muy frágil.
Tu cuerpo se transforma en una copa de cristal en un terremoto. En cualquier momento te caes y te rompes.

Y ahora mis dientes están pagando las consecuencias. Pues hoy noté como otra muela se me rompía dejando un gran hueco en ella.

Me estoy cayendo a pedazos. Literalmente.